La BIOMASA, respecto a los combustibles fósiles y desde un punto de vista medioambiental, presenta todos los beneficios: menos emisiones de azufre y partículas y emisiones reducidas de contaminantes como CO, HC y NOX. En un momento como el actual, en el que más del 80% de nuestro abastecimiento energético proviene de energías fósiles, otro 13% de energía nuclear y únicamente el 6% de las energías renovables, este tipo de fuentes energéticas cobran vital importancia.

Desde el punto de vista agrícola, no sólo se minimiza el riesgo de incendio, sino que también se reducen las plagas de insectos, se aprovechan los residuos sin necesidad de quemarlos sobre el propio terreno y se realiza un mejor aprovechamiento de las tierras, pues aquellas en barbecho se pueden destinar a cultivos energéticos. Además, en las zonas rurales también pueden ayudar a dinamizar la economía, proporcionando puestos de trabajo, como demuestra el crecimiento en el número de empresas, de norte a sur, dedicadas a la fabricación de PELLETS.

Descargar en formato Pdf